30 de octubre de 2009

A veces no kontrolo




Ayer por la tarde salí de casa dispuesta a llamar la atención de cualquier hombre o mujer que se me cruzara por delante.



Esa tarde en especial estaba muy inquieta. Me puse una falda a medio muslo, bastante ligera y con algo de vuelo para que destacara la forma de mis nalgas y enseñara mis muslos desnudos, un pequeño tanga ya había sido absorbido por las nalgas, arriba solo una blusa apretada, en donde mis tetas bailan aprisionadas, aún parecían más grandes y en donde se notaban mis pezones empitonados y duros, el ombligo al aire y unas sandalias rojas con un tacón generoso.




Me daba cuenta que iba pidiendo 'guerra' y que las miradas y sobre todo los dichos de aquellos extraños en la calle me llenaban de erotismo, me hacían sentir mujer, en mi barrio por sus características no era difícil encontrar algún sujeto que te mirara descaradamente y te dijera alguna grosería, incluso la diferencia de estatus social me provocaba locas ideas que resultaban en excitación, era como una doncella entre plebeyos hambrientos y deseosos de CARNE FRESCA....sucios y mal olientes plebeyos deseosos de mi Carne....vamos que estaba inspirada imaginandome una fragil princesa, eso si una que estaba muy excitada bufff,si, si, siiiiiii que lo recuerdo.
Cuando empezaron las frases atrevidas como "mira que culo";" maci_zorra"; "buenos melones"; "tienes cara de mamadora" o "te gusta follaaaaar", mi excitación ya era demasiada, reconozco que al principio los comentarios me asustaron y parecieron un punto soeces.



Pero luego vi un viejo, sin hogar sentado en un banco. Desde que lo vi de lejos sabia que me iba a decir algo fuerte, incluso sentí cierta emoción, me dirigí hacia él, cuando me acercaba cambié el la forma de andar, utilicé mi caminar mejor ensayado, moviendo las caderas al máximo (y tirando a pendona jejejeje). Pase junto a él y lo escuché, es imborrable en mi memoria, él me dijo con una voz carraspera y hasta podría decir malévola "Déjame lamer tu coño, PUTA". Guaaaaaaaaoooo !!!!
Sentí una verdadera carga eléctrica recorrer mi cuerpo, me sentí empapada de un instante a otro, fue como un orgasmo instantáneo. Pare por un segundo y luego como pude seguí caminando, asustada, emocionada y sobre todo excitada. Nunca me habían llamado así, de pronto todo era tan claro, así me gustaba sentirme; sucia, provocativa, rastrera ¡toda una PUTA!. En esos momentos solo quería estar en casa, necesitaba masturbarme. Me di cuenta que había caminado bastante, estaba lejos y me sentía ansiosa. Decidí tomar el autobús, me dirigí a la parada mas próxima y me subí al primero.
Ya dentro del autobús me percate que mas de alguna mirada iba dirigida descaradamente a mi culo y luego a mis pechos. Lo mas sorprendente fue que me di cuenta que me excitaba, aunque fuera un viejo verde o a algún chiquillo mirandome, casi me mojaba y no podía evitar caminar moverme de forma aún más sensual pàra enseñar algo más y para provocar mas miradas y que se detuviran más.
Llegue a casa solo a encerrarme en el baño a masturbarme, y no les miento cuando les digo que estuve cerca de una hora orgasmo tras orgasmo, fue genial. Fue ese día que nunca olvidare, fueron los recuerdos de esas miradas y de esos atrevimientos de hombres ¡excitados y deseosos! los que me dejaron satisfecha, mi noche fue tranquila y relajada, si que me sentía bien, pero no duro mucho. A la mañana siguiente Pablo ya no estaba, se había ido a trabajar, y yo me quede sola con los recuerdos. No me tarde mucho en tomar los mismos jeans y una blusa aun mas ajustada y salir a caminar, solo a caminar, a observar y a escuchar. Los comentarios soeces no demoraron en aparecer y lo ocurrido el día anterior volvió a suceder.



Cuando llegue a casa me dirigí directamente al baño, di el agua para darme un baño de tina. Planeaba quedarme ay por un par de horas; tocándome, excitándome, autosatisfaciéndome. Estaba desesperada y ansiosa "déjame lamer tu coño ¡PUTA!" sonaba en mi cabeza y me producía escalofríos. La tina estaba casi llena y me disponía a cerrar la puerta del baño cuando sonó la campana de la puerta,«mierda, ¿quien puede ser?» pensé. No acababa de decidir si atender a la puerta o no cuando tocaron otra vez. Cerré la llave de la bañera y fui a ver quien tocaba, no quería que nada me distrajera y un payaso tocando insistentemente a la puerta claro que me distraería.






Buffff mi vecino, el que siempre me miraba de arriba a abajo. To be continued (tengo que salir) prometo que luego sigo ..........


7 calenturas:

Eco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eco dijo...

Me gusta que te sientas asi de maci_zorra, que salgas a buscar que te sientas tan caliente. Tu provocas por que puedes, ya me gustaria disfrutar a mi de Tu cuerpo... mirarte y comerte con la vista.

maxi_zorra dijo...

brrrfff acabo de ganar 4 tallas mas de polla

te espero sentado pero no tardes que me esta subiendo la presion al cuello

Zorrit_ana dijo...

jajaja maxi_zorra, ¿la presión al cuello? ya te daré yo ....presión.

Ceci Bravo dijo...

Sii es hermoso jugar a ser mirada. A mi me encantan las transparencias..

Hansel dijo...

como me sigas dando mas me voy a poner tan oronda q va a costar moverme. pero tu igual te vas a quedar atascada, y te va a gustar quedarte atascada.. y te va a gustar intentar safarte

THC dijo...

¡Cómo me pones, zorrita! A ver si un día quedamos y le doy un repasito a tu ombliguito. Ummm. ¿Te animas?